Ultraje a la Sagrada Eucaristía en Santa María de Progreso

Desde Heraldos del Evangelio:

Sábado 10 de marzo de 2012

Acto de desagravio ante ultraje de Jesús Eucaristía

En la madrugada del día 7 de marzo, el Sagrario del Santuario Eucarístico Diocesano del Monasterio de la Visitación de Santa María de Progreso fue profanado por personas extrañas que violando, la cerradura se llevaron el copón con aproximadamente 15 hostias consagradas, la píxide para la adoración mayor y una pequeña custodia para exposición menor que contenían también hostias consagradas.

Además de esta profanación, los ladrones se llevaron tres cruces de metal, varios candelabros y pasando al coro de las monjas, rompieron igualmente la cerradura del Sagrario que abre por ambos lados, se llevaron la lámpara del Sagrario, un órgano eléctrico e intentaron desmantelar el aparato de amplificación.

Ante este ultraje de Jesús Eucaristía, el Obispo de Canelones, Monseñor Alberto Sanguinetti, exhortó a las hermanas salesas a convocar a un acto de desagravio adorando al Santísimo Sacramento el día viernes 9 de los corrientes.

19:30 hs. Adoración Eucarística Reparadora
20:30 hs. Santa Misa

Reparemos con nuestros actos de amor y desagravio a Jesús Eucaristía, cuyo amor es despreciado por aquellos mismos por quienes dio su vida.

——————————————————————-
Monasterio de la Visitación de Santa María
Ruta 5 Km. 30,500
90.300 Progreso – Canelones – URUGUAY”

Anuncios

9 comentarios en “Ultraje a la Sagrada Eucaristía en Santa María de Progreso

  1. “Que los curas y las monjas se busquen un trabajo decente, y dejen de lucrar con el miedo a la muerte de la gente.”

    ¡Y dale con el miedo!

    Miedo tienes tú, de que después de morir te encuentres con Alguien que te va a cobrar las cuentas. Por eso, mejor lo niegas, para poder seguir con tu vida de pecado. ¿Acaso puedes dormir tranquilo?

    Me gusta

  2. Anónimo

    Lamento muchísimo el ultraje al Santísimo Sacramento. Pero cada día, Nuestro Señor es ultrajado, cuando descuidamos a nuestros hermanos/as de distintas formas. Espero que este doloroso hecho, lleve a las Hermanas a replantearse como están viviendo su vocación. Si la dulzura, la humildad y la caridad reina en su comunidad.

    Me gusta

  3. Bien dicho anónimo; en parte es por la inutilidad de la policía, en parte es por la estupidez de la prensa. Lamentablemente esto a los medios no le importan, ni a la policía ni a la “justicia” de los hombres, tampoco. Es horrendo que ultrajen de esta forma a la Sagrada Eucaristía.

    Pero ¿qué hizo la policía? Es lo que me pregunto…

    Me gusta

  4. Anónimo

    Católico Extremista, mi cuestionamiento no va a la policía, ni a la prensa, ni a la justicia humana. Mi reflexión intenta ser un cuestionamiento a cómo quienes decimos ser católicos vivimos nuestra fe. Y si esta comunidad de hermanas que se vio afectada en particular, vive plenamente el espíritu de su Fundador San Francisco de Sales. Abandonar a un/a hermano/a, descuidarlo/a, ignorarlo/a, es de alguna forma un ultraje a Dios.

    Me gusta

  5. Ah, entiendo. Pero como es por dentro esa comunidad, no lo sé. Espero que sigan siendo fieles a su fundador San Francisco de Sales, pero lamentablemente muchas órdenes actualmente están corrompidas, como amplios sectores de los jesuitas que han caído en la Teología de la Liberación o se han desviado a tesis evolucionistas. Eso también es una forma de ultraje a Dios, porque es ilógico que haya gente que se diga cristiana y apoye al comunismo.

    Me gusta

  6. Anónimo

    Católico Extremista, me alegro que entiendas el sentido de mi reflexión. Las comunidades en todas las épocas han tenido que pasar períodos de readecuación. Sino recordemos la reforma del Carmelo, por Santa Teresa de Jesús, allá por el siglo XVI. La naturaleza humana, sigue siendo la misma, y a veces ciertos sacudones que Nuestro Señor permite, son los que nos tienen que invitar a la reflexión de cómo vivimos nuestra relación con El.

    Me gusta

  7. Anónimo

    me parece que es demasiado exagerado denunciar esto, se cometen muchos mas agravios de peores consecuencias. Ese es el verdadero problema del fanatismo religioso, se encierran en un mundo del que nada les consta y todo les fue enseñado pero se niegan a reconocer que la sociedad cambia. Si de verdad siguen al pie de la letra sus reglas, sabran que esto no es una falta de respeto ni “blasfemia”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s