La ONU manda, sus lacayos obedecen…

Por Silvio Capiscoconi.
Boda tradicional católica en Valencia, España.
Esto que he titulado es algo que uno lo nota en múltiples aspectos de la vida, pero uno de los tantos que me ha llamado la atención, es cómo la ONU mete sus narices en todos los aspectos de la vida privada de las personas, hasta en la sexualidad de las mismas, pero no para promover la castidad ni la virtud, sino por el contrario, para promover toda clase de degeneración, el aborto, la anti-concepción, es decir la cultura de la muerte. Algo que me resulta sorprendente es cómo se hable en el Occidente decante e inmoral,  de algo denominado “edad mínima de consentimiento” y con “consentimiento” los degenerados occidentales se refieren a la práctica de relaciones sexuales, es decir el “conocer” bíblico; ciertamente que el coito en sí no tiene nada de malo, siempre y cuando sea dentro del sagrado matrimonio, dentro de los cánones de la Iglesia.
NO existe lícitamente ni moralmente tal cosa como la llamada “edad mínima de consentimiento“, ¿qué eso? ¡No pasa de un vano intento de justificación del pecado! Quien tenga relaciones sexuales fuera del matrimonio está pecando gravemente, sea que esté casado (que es aún peor y merece la muerte) o que sea soltero, pues aún siendo soltero NO se justifica; si uno ama a otra persona, entonces debe casarse con ella, siempre y cuando no haya algún impedimento que impida ese matrimonio. Esos impedimentos son, obviamente un parentesco muy cercano con el otro cónyuge (parentesco en línea vertical y horizontal, hasta cuarto grado inclusive; si bien los matrimonios entre primos y tíos/as-sobrinos/as la Iglesia los permite, en ocasiones, con permisos especiales, porque estos van en contra de la ley eclesiástica, pero no la natural, como sí sería lo aberrante el matrimonio entre hermanos, medios hermanos o padres-hijos, etcétera), y además una edad mínima requerida, entre otros impedimentos. Pero he aquí que yo quiero seguir tratando sobre el asunto de la edad; ¿cuál es la edad mínima para casarse? Ciertamente debe ser una edad lógica, racional, en la cual los cónyuges estén sexualmente maduros (es decir, con sus órganos sexuales o gónadas maduras y sean fértiles; los infértiles y los impotentes no pueden casarse, mejor que se hagan curas o monjes/jas, que tanto se necesitan, ¡hoy más que nunca!), es decir que estén en edad núbil. Y según el Código de Derecho Canónico de 1917 (que es el único válido, no el de ahora que es el ilegítimo del CV2, de JP2), la edad mínima es de catorce años para la mujer y dieciséis para el varón; ¡nada de estúpidos 18, como quiere IMPONER la ONU en todos los países del mundo!
Veamos estas noticias, cómo la ONU manda y sus lacayos (los gobiernos “ZOG” del mundo) obedecen, sin cuestionar:
Solicitud de Comité de DDHH. Se logra equidad de género

FA propone elevar a 16 años la edad mínima para matrimonio

Fue presentada por los senadores del FA.

Escrito por: Marcelo Márquez |

Catorce no es edad para casarse

Expertos piden a España que revise su ley, de las más permisivas con el matrimonio adolescente – Los casos son muy pocos y condicionados por situaciones económicas o socioculturales – El temor es que la juventud de los novios oculte bodas forzadas

 Como vemos, todos estas noticias nos muestra que la ONU quiere IMPONER (como lo hace con todos los demás temas), que se fije como edad mínima para casarse a los 18 años y todavía (como si esa aberración inmoral fuera poco) que sea a la misma edad para varones y mujeres. Con esto, ellos supuestamente quieren impedir los “matrimonios forzados”, cosa que NO existe ni nunca ha existido dentro de la Iglesia católica, porque siempre se pregunta a ambos cónyuges si es su voluntad casarse; los llamados matrimonios “forzados” NUNCA existieron (no en el cristianismo, tal vez sí en otras religiones, pero de eso no voy a hablar, porque no me interesa); lo que sí existió y gracias a Dios todavía existe en las familias más católicas y tradicionales, es el matrimonio consensuado, arreglado por los padres, lo cual siempre es muy bueno, incluso mucho mejor que estar eligiendo a “ciegas” la pareja de uno. Mucho mejor es siempre, que los padres elijan la pareja para su hijo o hija, porque los padres siempre (o casi siempre) saben lo que es mejor para sus hijos, y después de todo, los padres no pueden obligar a sus hijos a casarse con determinada persona y ni siquiera a casarse; siempre se puede elegir el sacerdocio o el monacato (los varones) o ir a un convento (las mujeres), lo cual siempre es muy bueno ya que en verdad ellos son elegidos por Dios, para servirlos; es decir que algunos están destinados para el matrimonio, otros no.
Pero la imposición del “18”, no sólo es inmoral porque impide los matrimonios arreglados, sino que es inmoral porque atenta contra la juventud del matrimonio, contra la fertilidad y se incentiva los matrimonios entre ancianos de treinta años. ¡Qué horrible es ver actualmente que los padres se parecen abuelos! Y eso por lo general sucede en las familias de clase “alta”, los “educados” y “civilizados” ateos/agnósticos, es decir entre los infieles; los pobres, que por lo general suelen ser mucho más cristianos que los ricos, ellos se casan jóvenes, tienen muchos hijos y no usan los abominables métodos anticonceptivos. 
La ONU, con su OMS y UNICEF, siempre está incentivando los programas de “planificación familiar”, como si fuera lícito y moral “planificar” cuántos hijos se va a tener, ¿qué es eso?, ¿cómo vamos a estar contando cuántos hijos se va a tener, como si los niños fueran cosas que se cuentan? ¡Los niños son una bendición del cielo!, así que cuantos más hijos tenga un matrimonio, más felices y bienaventurados serán. Y para tener muchos hijos, hay que casarse joven; por eso es que la Iglesia ha fijado esas edades jóvenes para casarse, pues la Iglesia en su inmensa sabiduría sabe que las mujeres cuánto más jóvenes son más hermosas y por ende más fértiles, y además estarán más tiempo disponibles para tener más hijos y para cuidarlos. Además, eso del “18” es una aberración inmoral que quiere incentivar la fornicación, es decir relaciones sexuales pre-matrimoniales y todavía usando los abominables métodos anticonceptivos, como el DIU (los cuernos del diablo), la píldora anticonceptiva (la pastilla de la muerte) y el idolatrado preservativo (hecho de azufre) y todavía como si eso fuera poco, el aborto inducido; es decir que para fornicar antes de los 18 años se puede, pero casarse, ser padres, tener responsabilidad y cuidar de los hijos, no. ¡Eso es un completo contrasentido! 
Menores a la cárcel, no pueden ir; pero cometer delitos, impunemente sí. Fornicar pueden, ahora comprometerse y tener hijos, no. ¿Qué rayos de “normas” jurídico-sociales son estas? No se le pueden llamar “normas” a tales aberraciones jurídicas, que establecen una inmoral “edad mínima de consentimiento”, como si tal cosa existiera en la naturaleza; ¡eso no existe, es un invento humano! Lo que existe es la unión legítima entre dos personas de distinto sexo que se aman (y que no tienen impedimento para unirse), y eso es algo tan importante que la Iglesia lo elevó al grado de sacramento, pues eso es lo que funda la familia. El matrimonio es para la reproducción, para la formación de la familia; no existe moralidad sexual correcta, por fuera de los lineamientos de la Santa Iglesia, por lo cual NO es válido el paradigma retrógrado y estúpido de los “18 años” ni el de la “edad mínima de consentimiento”. ¡Y todavía quieren que los menores puedan votar!!!!, como si votar fuera algo bueno…Otra prueba más del adoctrinamiento, de que la ONU, esto es, el Nuevo Orden Mundial, quiere IMPONER la democracia.
Otra boda tradicional católica, en Escocia.
Así que digámosle NO a estas “leyes” aberrantes que pretenden subir y equiparar el matrimonio a los 18 años, como si eso fuera a traer algo bueno; eso lo único que traerá será el aumento del aborto, de la fornicación, de la homosexualidad, y también de la prostitución y toda clase de degeneraciones. Los que promueven aumentar la edad mínima para casarse, son los agentes promotores de la cultura de la muerte, son los mismos que pretenden legalizar el aborto, la eutanasia, la marihuana, el homosexualismo, y que promueven el multiculturalismo con lo aberrante de los “matrimonios” mixtos entre personas de diferentes religiones y diferentes razas (peor lo primero que lo segundo), pero ese es tema para otro día, quizás. Hoy, sólo quería alertar a los católicos, para que se opongan firmemente a todas las “leyes” inmorales del “Parlamento” uruguayo alcahuete de la ONU, que quiere subir la edad mínima a los 18, sólo para incentivar la fornicación y el aborto, atreviéndose a decir que el “embarazo adolescente es malo”. ¡Qué gran mentira!, ¡el embarazo “adolescente” (palabra inventado por ladrones de la psicología) es algo muy bueno! ¡Arriba el matrimonio puro y santo de los católicos! ¡Abajo el seudo-“matrimonio” civil del Estado! 
NO SUBIR LA EDAD MÍNIMA PARA CASARSE.
NO EXISTE “EDAD MÍNIMA DE CONSENTIMIENTO“, SINO EDAD MÍNIMA PARA EL MATRIMONIO, ESTABLECIDA POR LA IGLESIA
NO AL PUTIMONIO (“MATRIMONIO” IGUALITARIO).
NO AL ADULTERIO NI A LA FORNICACIÓN.
NO AL ABORTO, NI LA EUTANASIA, NI LA ANTI-CONCEPCIÓN (NI ARTIFICIAL NI NATURAL).
NO AL HOMOSEXUALISMO. 
NO A LA CULTURA DE LA MUERTE.
SÍ A LA FAMILIA CATÓLICA TRADICIONAL.
SÍ A LA FAMILIA NUMEROSA.

MUNDO MODERNO=MUERTE.
TRADICIÓN CATÓLICA=VIDA. 

¡NO AL REGISTRO CIVIL!
¡NO AL “MATRIMONIO” CIVIL!
¡NO AL SUFRAGIO!
¡ABAJO EL ESTADO MODERNO!
¡NO A LA ONU! ¡NO A LA JUDEO-MASONERÍA-MARXISMO! ¡NO A LOS ILUMINATI!
¡ABAJO LA SINARQUÍA GLOBAL SIONISTA!
¡ARRIBA LA SOCIEDAD ORGÁNICA TRADICIONAL, MEDIEVAL, JERÁRQUICA, CARITATIVA Y AUSTERA!
¡ARRIBA EL ESPÍRITU MONÁRQUICO-ARISTOCRÁTICO-FASCISTA-FORAL-LIBERTARIO (ANTI-IGUALITARIO, SOLAR Y VIRIL)! 
¡ARRIBA EL SAGRADO URUGUAY!
¡VIVA LA SANTA MADRE IGLESIA!
¡VIVA NUESTRA SANTÍSIMA MADRE, LA VIRGEN MARÍA!
¡VIVA NUESTRO SEÑOR, CRISTO REY Y EMPERADOR! 
Anuncios

7 comentarios en “La ONU manda, sus lacayos obedecen…

  1. Muchas gracias, herr Frankis.

    Estimados Camarada Alguie777 y Maestro Billy, inmediatamente difundiré sus dos denuncias en contra de nosotros. ¡Nos tocan a uno, nos tocan a todos!

    Además recordé que me había registrado en Stormfront; denunciaré el hecho a ellos, para que el mensaje sea diseminado por todo el mundo. ¡Llegó la hora de reunir a todos nuestros clanes, camaradas! ¡Tenemos que defendernos contra la amenaza marxista!

    Nosotros NO hacemos apología de la violencia, nosotros somos pacíficos, pero si nos atacan, entonces nos deberemos defender. Por ahora los ataques no han pasado del internet, pero me temo que ellos nos agredan físicamente. Por lo cual creo que debemos elevar una denuncia a los tribunales; el problema es que como ellos son cobardes anónimos, no sé a quién vamos a denunciar exactamente…

    Saludos y que Dios nos proteja a nosotros y nuestras familias.

    Me gusta

  2. Janc

    Interesante página de neonazis (es obvio que la denominación de “camaradas” no proviene de comunistas). Lamentablemente para ustedes, la omisión de toda mención a Hitler y al NSDAP no es suficiente para ocultar su condición.

    Me gusta

  3. Janc: Usted es otro tonto de los que viene aquí, lee un pedacito y no entiende, esta página NO es “neonazi”, porque en primer lugar eso de “neo” es una estupidez; en segundo lugar, el autor de esta página Don Silvio ha dicho bien claro lo que es: UN FASCISTA. Lea aquí y verá: http://alertairreligion.blogspot.com/2011/12/quiza-este-blog-no-es-para-usted.html

    Como verá el no oculta nada, si fuera nazi lo diría abiertamente.

    Lástima que tú no sepas ni lo que es el fascismo, ni el nacional-socialismo, ni el nacional-sindicalismo, ni el franquismo, ni nada….Te has quedado con las “definiciones” que hacen nuestros enemigos sobre nosotros. LA HISTORIA LA CUENTAN LOS VENCEDORES.

    Y ahora me voy, que tengo que irme a la iglesia, con mi familia. Que tengas un buen día y haber si comienzas a usar la cabeza y dejar esos prejuicios modernos de lado.

    Me gusta

  4. Anónimo

    ESTIMADOS HERMANOS:
    Solicito la resurreccion humana del tenor italiano Luciano Pavaroti porque lo extraña el mundo de la musica clásica.

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Documento de identificacion personal:
    1999-01058-0101 Guatemala,
    Cédula de Vecindad:
    ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
    Ciudadano de Guatemala de la América Central.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s