¡NO al genocidio afrikaner!

Pues bien, yo también me uno a las denuncias sobre el GENOCIDIO DEL PUEBLO AFRIKANER EN SUDÁFRICA, POR PARTE DE LOS NEGROS COMUNISTAS Y SATÁNICOS (obviamente, no me refiero a todos los negros, sino a los comunistas y satánicos, como esos); desde Miles Christi:

CENSURADO: EL GENOCIDIO AFRIKANER

Habiendo recibido mensajes pidiendo solidaridad hacia los blancos en Sudáfrica, encontramos uno que refleja la actual realidad en dicho país. Noticias como esta no son muy comunes en los medios de alienación masiva, dado que son un golpe contra lo “políticamente correcto”, donde los negros, judíos, maricas y demás tienen papel de víctimas.

 
El artículo a continuación es un informe generado por la agencia Genocide Watch, que entre muchos frentes, estudia la problemática racial en Sudáfrica, donde los blancos afrikaner (descendientes de holandeses) son perseguidos por los negros sudafricanos, en medio del apoyo que les brinda el racista y xenófobo gobierno central.

Si una imagen dice más que mil palabras… Genocidio afrikaner en Sudáfrica significa ESTO. 
Informe presentado por Leon Parkin y Gregory H. Stanton/Genocide Watch

El siguiente informe es el resultado de una investigación intensiva en Sudáfrica realizada desde el 23 al 27 de julio de 2012:

La innacción deliberada del Gobierno de Sudáfrica ha debilitado las estructuras rurales de seguridad, facilitando los asesinatos de los Afrikaner agrícolas, y todo ello con el fin de aterrorizar a los agricultores blancos a desocupar sus fincas.

Los Afrikaner (o “boers”, como también se les denomina por los historiadores), son descendientes de los holandeses que llegaron a lo que hoy es Sudáfrica en el siglo XVII (Cuadro “Jan van Riebeeck arrivando al Cabo”, por Charles Bell)

El Gobierno de Sudáfrica durante los últimos 18 años se ha adoptado una política de supresión deliberada del gobierno y el desarme de comandos rurales dirigidos por los propios agricultores para su defensa.

La política se ha traducido en un aumento por cuatro de la tasa de homicidios de los afrikaners agricultores.

Esta política tiene como objetivo el desplazamiento forzado a través del terror. Promueve los objetivos de la Nueva Revolución Comunista Sudafricana por el Partido Democrático Sudafricano (NPR), que tiene como objetivo la nacionalización de todas las tierras agrícolas privadas, las minas y la industria en el sur de África. Esto ha facilitado el desplazamiento forzoso y el genocidio gradual.

Los Afrikaner propietarios agrícolas están siendo asesinados a un ritmo cuatro veces superior a la tasa de homicidios de otros sudafricanos, inclusive por encima de los propietarios de las granjas con propietarios negros. Sus familias también están sujetos a las tasas de criminalidad muy altos, incluyendo el asesinato, la violación, la mutilación y la tortura de las víctimas. La policía sudafricana no investiga o resuelve muchos de estos asesinatos, los cuales son llevados a cabo por bandas organizadas, a menudo con armas que la policía había confiscado anteriormente. El carácter racial de las muertes está siendo ignorada por el gobierno que prohíbe denunciar a la policía asesinatos por motivos raciales. En cambio, este genocidio se niega y los asesinatos son descartados por lo que son y entran en la categoría de la delincuencia común, ignorando las frecuentes mutilaciones en los cuerpos de las víctimas, una señal segura de que se trata de crímenes de odio.

Las pandillas antiblancos de Sudáfrica son beneficiadas con el silencio cómplice (cuando no son apoyadas) del gobierno racista negro

Sin embargo, los investigadores independientes han recopilados estadísticas precisas que desmuestran de manera convincente que los asesinatos entre los propietarios blancos con granjas es mucho mayor que las granjas con propietarios negros, esto se traduce que al año se producen 97 asesinatos de granjeros blancos por cada 100.000 habitantes, mientras que entre los propietarios negros es de 31 por cada 100.000 habitantes. Así que la tasa de homicidios de los granjeros blancos es una de las más altas del mundo.

La incitación al genocidio es un delito en virtud del Convenio Internacional para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, de la que Sudáfrica es un estado miembro.

Sin embargo, el ANC, que preside el gobierno de Sudáfrica promueve el discurso del odio que incita al genocidio blanco. El presidente de la Liga Juvenil del ANC, Julius Malema, suele cantar el “Kill the Boer” (mata al granjero blanco) en sus mítines en ANC, hasta que fue declarado como un discurso de odio por un juez sudafricano, lo que hizo que Malema tuviera prohíbido cantar más esa incitación de odio hacia los blancos. Fue retirado más tarde como presidente del ANCYL, pero por otras razones. Sus seguidores siguen cantnado la canción de odio y el vicepresidente de la Liga Juvenil ha pedido la guerra contra los colonos blancos.

Desde que en Sudáfrica se abolió el Apartheid, los sudafricanos negros han empleado constantemente el discurso de matar a los blancos
Después de que el juez prohibiera cantar esta canción, el Presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, cantó él mismo el “Shoot the Boer”. Esto ocurrió el 12 de enero de 2012, en la celebración del centenario del partido ANC. Gracias a esta nueva incitación los asesinatos a granjeros blancos aumentó cada mes hasta abril del 2012, el último mes que se confirmaron las cifras de los asesinatos.

Existe una fuerte evidencia circunstancial de apoyo del gobierno para la campaña de desplazamiento forzado y las atrocidades contra los granjeros blancos y sus familias.

Altos funcionarios del gobierno del ANC que continuamente se refieren a los blancos como “colonos” o “colonialistas de un tipo especial” están utilizando epítetos raciales en una campaña patrocinada por el estado de deshumanización de la población blanca en general. Animan a pandillas organizadas para cometer crímenes de odio contra los blancos, con el objetivo de aterrorizar a los blancos por el temor a la aniquilación.

¿Qué es la deshumanización?

El proceso de deshumanización tiene el efecto de adormecer y clausurar los sentimientos morales del grupo agresor. La polarización crea la mentalidad de “nosotros contra ellos” y de ese modo utilizan al pueblo indígena negro para que hagan frente al grupo colonialista blanco.

La deshumanización es la estrategia sistemática y organizada de los líderes para eliminar las restricciones inherentes naturales del ser humano, así como el asesinato, la violación, la tortura, etc.

El CNA niega sus intenciones genocidas. Pero el Partido Comunista Sudafricano está más abierto acerca de su plan para expulsar a los blancos de Sudáfrica. Gugile Nkwinti, Ministro sudafricano de Desarrollo Rural y Reforma Agraria ha declarado que todas las “luchas coloniales están alrededor de dos cosas: Restitución de las tierras y la centralidad de la población indígena”.

Gugile Nkwinti, ministro de Desarrollo Rural de Sudáfrica, sostiene en sus alocuciones públicas: “El enemigo es el hombre blanco. Hay que exterminarlo y quitarle sus tierras.” ¡HE ALLÍ SU PROGRAMA!

Nkwinti confirma que los objetivos del partido comunista es la lucha colonial contra los blancos, que no ha terminado en 1994. El ministro afirma que los blancos no son bienvenidos al país, son solo unos colonialistas que no pueden desempeñar ningún papel en el futuro de Sudáfrica.

La Unión Agrícola de Transvaal, Frente de la Libertad, Alianza Democrática, IFP, Afriforum y otras numerosas organizaciones tienen como base el que el Gobierno de Sudáfrica declare los asesinatos de los granjeros sea una prioridad para el gobierno. El Presidente del país, por el contrario, ha ignorado deliberadamente esos llamamientos a tomar estas acciones.

El ex presidente de Sudáfrica, Frederik de Klerk dijo el 25 de julio del 2012 durante la conferencia de la Fundación De Klerk Crossroads, que los líderes del ANC manipulan las sensibiliades raciales con fines políticos.

Frederik de Klerk, último presidente afrikáner de Sudáfrica

En nuestro análisis, el actual liderazgo del ANC también utiliza esta incitación al genocidio con un objetivo a largo plazo, para mantener en el poder durante mucho tiempo, gracias a sus discursos de expulsar o aniquilar a la población blanca del país.

Este informe ha explicado los motivos de la inacción deliberada de los funcionarios del gobierno de Sudáfrica para prevenir, perseguir o detener los asesinatos de los campesiones afrikaners. Los agricultores Afrikaner se interponen en el camino de la meta del Partido Comunista de Sudáfrica para poner en práctica su marxismo, leninismo y stalinismo para la nueva revolución democratica, con declaraciones y promesas de que la confiscación de todas las tierras rurales pertenecientes a granjeros blancos debe producise”.

http://www.genocidewatch.org/southafrica.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s