¡NO al Antifascismo! ¡Basta de tanta violencia!

Por Frankis von Shubert (enviado por correo).
FASCISMO ES LIBERTAD. ¡VIVA EL SANTO FASCISMO!
He notado con mucho pesar y mucho dolor, como en nuestro país y por todo el mundo, en los últimos cincuenta años se ha extendido una práctica y una costumbre muy terrorífica y violenta: el antifascismo. Pero, ¿qué es el antifascismo exactamente?
Para encontrar una respuesta lógica a esta indagación, debemos estudiar los orígenes de dicho movimiento político y social, un movimiento que ya fue subversivo en su génesis, pero que a su vez, es un movimiento profundamente violento desde sus raíces, y que busca la destrucción absoluta de todas las nacionalidades, con sus propias etnias, culturas y costumbres; es decir, que el antifascismo en primer lugar se opone a la Tradición, y luego en consecuencia, a la Patria, a la Familia y a la Propiedad. El antifascismo surgió como una respuesta negativa y perversa en contra del Santo Fascismo; como todos sabemos el Fascismo en su sentido más amplio es un pensamiento ideológico que puede ser entendido como la aplicación práctica de la Doctrina social de la Iglesia, a la política de un pueblo y su sociedad; el Fascismo es en realidad, un movimiento profundamente cristiano, rotundamente católico en su esencia, el Fascismo constituye no sólo una forma de hacer política, sino también una forma de vivir en sociedad, pacíficamente y en armonía, no sólo con los demás seres humanos, sino también con los animales, los vegetales y el medio, y ante todo, el Fascismo, podría decirse, que es una forma de practicar diariamente la religión católica, con el máximo de devoción, orando al menos tres veces al días, con el Santo Rosario diario, el Padre Nuestro y el Ave María, antes de dormir, o las oraciones de agradecimiento en el almuerzo y en la cena, y también por supuesto, haciendo el bien al prójimo, diariamente y en todos los momentos posibles. El Fascismo es la continuidad de la Tradición bimilenaria de la Iglesia, llevada a cabo en el siglo XX, el Fascismo es precisamente un grito de lucha contra el mundo decadente de los últimos siglos, con las caídas de las monarquías y de las antiguas sociedades tradicionales y feudales, propia de la Edad Media. En resumen se puede decir, sin miedo, que oponerse al Fascismo es oponerse a la Iglesia y oponerse a la Iglesia, es oponerse a Dios.
La Iglesia es de por sí, una institución profundamente monárquica y fascista, porque el Fascismo es el autoritarismo en su sentido puro. Y ¿qué es el autoritarismo? Ni más ni menos, que la correcta forma de ejercer la Autoridad, dada por Dios; así Dios elige a los Reyes (de derecho divino) y a los caudillos fascistas para gobernar a sus fieles católicos, a nosotros, los seguidores de Jesucristo Nuestro Señor. Y es precisamente ese sano ejercicio de la autoridad (sin caer en tiranías y totalitarismos como lo hace el comunismo podrido), que el Fascismo es en realidad el pensamiento más profundamente defensor de la libertad. Algunos podrán encontrar desajustada esta afirmación de mi persona, pero es totalmente cierto eso que afirmo, pues el liberalismo que es una ideología que dice defender la libertad, lo único que hace es ensalzar la IDEA de la libertad como si fuera una “diosa” y termina convirtiendo al hombre, en esclavo de sus pasiones y sus propios vicios. El Fascismo, en cambio, concibe a la libertad, no como una idea mítica y utópica para ser alcanzada, sino como las libertades naturales y concretas inherentes al ser humano; es decir, que si bien el Fascismo es autoritario, es a la vez (y sin temor a contradicciones), “libertario“, en el sentido de que es el más fervoroso defensor de la libertad humana, pero de la libertad verdadera, que no es el libertinaje, sino que la verdadera libertad consiste en obrar hacia el bien. 
Porque ¿me van a decir que acaso fumar marihuana o emborracharse o abortar o fornicar o robar, es libertad? ¿Es eso libertad? Quien así lo cree tiene un concepto muy erróneo de libertad, pues confunde libertad con libertinaje. La libertad NO es hacer lo que a uno se le antoje, sino que es hacer lo que uno quiera, pero siempre AMANDO, a uno mismo y a los demás, y a Dios sobre todas las cosas, siempre respetando su Ley. Porque de nada sirve, hacer lo que a uno se le dé la regalada gana, si primero no ama; ¿qué amor va a haber en fumar, emborracharse, abortar, fornicar o robar? ¡Ninguno! Quien hace esas cosas, desprecia las leyes de Dios y de la naturaleza, quien hace esas cosas desprecia a las demás personas y también se desprecia a sí mismo; quien hace esas cosas NO AMA, y en verdad no pasa de un esclavo de los vicios, pues como decía Plutarco: “quien tiene muchos vicios, tiene muchos amos“, y como decía San Agustín de Hipona “ama y haz lo que quieras“. Es decir, que para hacer lo que uno quiere, ¡primero hay que amar! Y por eso es que el Fascismo, se resume ante todo en el AMAR, así que nada más equivocado hay de aquellos que opinan que el Fascismo es una “ideología del odio“; ¡patrañas!, eso es lo que es precisamente el antifascismo. Porque el antifascismo, al ser una ideología, que lo único que piensa es en oponerse al Fascismo (que es bueno, y es AMOR), es entonces el antifascismo el que es una ideología del odio, y más estrictamente, una ideología del odio hacia lo que es bueno, puro, bello y verdadero; porque en parte es cierto que el Fascismo odia, sí, el fascismo odia, pero odia al MAL, odia a lo malo, a lo impuro, a lo feo, a lo torcido e inmoral. El Fascismo odia al comunismo y odia al liberalismo, porque ambas son dos caras de la misma sucia y putrefacta moneda del mal y la inmoralidad; así que el antifascismo, que es lo opuesto al Fascismo, es una ideología de odio hacia el bien y amor hacia el mal, y por eso los antifascistas aman a aquellos que se oponen a las leyes naturales, estando a favor del aborto, la eutanasia, la droga y la homosexualidad. 
Por eso aquí, una vez más estamos nosotros los cristianos para denunciar contra el antifascismo, porque nosotros los verdaderos cristianos católicos apostólicos y romanos, tradicionalistas y sedevacantistas, y gibelinos (anti-clericales, pero sanamente anti-clericales, contra el actual clero podrido comunistoide y pederasta de Roma), somos fascistas y estamos hartos de tanta discriminación injusta y persecución hacia nosotros, como si nosotros fuésemos los “malos”, cuando en realidad nosotros somos buenos. Estamos hartos de que se burlen de nuestros héroes del pasado y digan que fueron asesinos, ¡puras mentiras! Estamos hartos de que se burlen de Mussolini, de Hitler, de Franco, de Salazar, de Pinochet, de Luis XIV y de todas esas personas tan bondadosas que dedicaron sus vidas a amar a sus respectivos pueblos; el Fascismo es la verdadera cura para todos los males del mundo moderno, porque el Fascismo defiende la Familia, la Vida, el Honor, la Patria, la Propiedad, la Libertad, la Tradición….EL FASCISMO ES AMOR, a todo lo bueno, a todo lo puro, a todo lo bello, a todo lo que es verdad…a todo lo que viene de Dios. 
A mí no me cabe dudas de que la democracia es el gobierno del diablo, de que el liberalismo y el comunismo son dos expresiones de puro satanismo, porque el liberalismo consiste en endiosar a la libertad y no darle libertad a nadie, oprimiendo a los pueblos a través del capitalismo salvaje, la usura y la especulación, mientras que el marxismo-leninismo (comunismo), consiste en robarles a las personas más pudientes que fruto de su trabajo tienen muchas propiedades, así el capitalismo le roba al pobre y el comunismo le roba al rico….¿Y quiénes son los que nos roban? Los judeo-masones, a través de esas ideologías malévolas y satánicas, totalmente ajenas a la cultura Occidental Cristiana y Aria, porque hay que decir que ni la usura, ni la especulación ni la explotación salvaje es algo propio del hombre blanco…Esas son todas cosas judías y los masones por lo general son blancos o negros, esclavos de sus amos judíos, que son los que están en la cima de la masonería: los Iluminati-Bilderberg, con la Banca Internacional.  Las multinacionales, son por lo general un invento también judío y están integradas por esclavos masones, al servicio de sus amos judíos. Los judíos siempre son los que controlan las más altas esferas de la política, el comercio, la cultura, etcétera, por eso Hollywood (que es una basura) tiene tanto poder y tanta influencia, no sólo en Estados Unidos sino en todo el mundo, a través de sus películas basura, que atentan contra los valores cristianos y occidentales, y el modo de vida pacífico del hombre blanco.
Es así, que a través de los organismos internacinales como la satánica ONU, con sus brazo armado que es la OTAN hace las guerras injustas, invadiendo países pacíficos como Afganistán, Irak, Libia, etcétera, sólo para robarles el petróleo, para acabar con sus recursos naturales, al igual que lo hacen las multinacionales que van contaminando la Tierra, pero no al punto de afectar a la Tierra, ya que al mundo en sí nada lo afecta porque es indestructible, pero sí contaminan a las personas de los pueblos, especialmente a los más pobres, enfermos y necesitados, que son contaminados con plomo, flúor o radiaciones…Y claro, luego está la OMS incentivando los métodos anticonceptivos, el aborto, y que las personas se vacunen (con vacunas come cerebros, supuestamente “contra la gripe“, cuando la gripe es una enfermedad leve, que no mata a nadie) o que tomen agua fluorada (para que queden retardados). 
Luego los comunistas, haciéndose los “buenos”, dicen estar contra el Sistema, pero en verdad son parte de la misma basura; sólo para seguir engañando a los trabajadores y en lugar de castigar a los verdaderos explotadores y usureros, terminan castigando a los empresarios honestos, que no han hecho más que trabajar para obtener todo lo que tienen. Pero es que “casualmente” a los ricos más ricos, a los ricos malos, a aquellos ricos que son judíos, ¡esos nunca los tocan! ¡Ningún gobierno!, porque ellos están por encima de todo, se creen “por encima del bien y del mal“; son ellos precisamente la élite judía Iluminati, son ellos los que controlan a todos los gobiernos del mundo a través de la ONU. ¡Ellos inventaron tanto al comunismo como al liberalismo! Y los imbéciles antifascistas, esos “movimientos sociales” de idiotas programados por los medios masivos de DES-información, no pasan de los esclavos predilectos y más violentos del SISTEMA GLOBAL internacionalista de la judeo-masonería…¡Entonces, claro que Hitler, Mussolini y Franco tenían razón! ¿Cómo no iban a tenerla si ellos fueron los que más fervorosamente denunciaron y se opusieron al internacionalismo, a la globalización? Ellos (el Fascismo) querían un mundo libres, donde todas las naciones fuesen completamente independientes. 
¿Qué es ser completamente independiente, verdaderamente independientes? Estar libres de todas las injerencias extranjeras, que cada nación pueda desarrollar de forma independiente y soberana, su propia cultura, sus propias costumbres, su idioma, su etnia, que puedan elegir cada nación la forma de gobierno que más entiendan conveniente, que más se adapten a su idiosincracia. La ONU, por el contrario, lo que hace es imponerle la democracia a todo el mundo, como si la democracia fuese la panacea, pero en realidad la democracia es el gobierno del diablo, lo peor que existe, la enfermedad en sí misma y que nada tiene ver con la saludable forma de gobierno que habían creado los griegos, que era la República. Así formas de gobierno occidentales son la República, la Aristocracia y la Monarquía, y cada una con sus diferentes subtipos, cada variedad adaptada a cada nación en particular. Por eso el Fascismo NO es como el comunismo-liberalismo-internacionalismo algo internacional, sino que para cada nación debe adaptarse SU propio tipo de fascismo; no existe un fascismo sólo, sino que existen los fascismos, no hay UN modelo, hay innumerables modelos, cada uno para cada nación, porque cada nación debe desarrollar su propio fascismo; e igualmente cada nación, para ser veraderamente independiente, debe desarrollar SU propia economía, debe llegar a la autarquía. La autarquía consiste en poder mantener una economía propia, independientemente de los usureros internacionales; fue por eso, que los judíos atacaron la economía alemana, cuando el Nacionalsocialismo llegó al poder; fue por eso que los judíos atacaron la economía francesa, cuando existía la Monarquía Absoluta en Francia, fue por eso que los judíos atacaron a Italia, cuando llegó el Fascismo italiano, etcétera, etcétera, etcétera. ¡Siempre el judío!, que no quepa dudas, porque los judíos siempre que tocaban un pueblo europeo, lo llevaban a la ruina, por medio de la usura y la especulación. Que España hubiese desarrollado su economía propia durante el régimen de Franco, fue nefasto para los judíos, al igual que cuando Alemania durante el Nacionalsocialismo, y por eso los judíos incitaron siempre a la guerra y al odio internacional. Ellos son profundamente internacionalistas, porque siempre han sido parásitos a lo largo de la historia, porque ellos son un pueblo de DEICIDAS que crucificaron a Nuestro Señor Jesucristo. Y otra gran forma de esclavizar a los gentiles que encontraron los judíos fue el patrón oro, por eso cuando Hitler sustituyó el patrón oro, por el patrón trabajo, eso fue nefasto para los judíos.
Y como los judíos siempre se han valido de las socieades secretas masónicas y paramasónicas, para sus actividades subversivas, fue igualmente nefasto cuando el Zar rusia prohibió la masonería, o cuando el Emperador austríaco la prohibió, o cuando Franco, Mussolini, Hitler, Salazar, etcétera, la prohibieron. Los regímenes cristianos (monárquicos y fascistas) siempre se han dedicado a reprimir a la masonería, porque ese es el gran instrumento de adoctrinamiento ideológico que está en manos de los judíos. Otro gran instrumento judaico es la prensa; ciertamente existió una época (quizás en la Edad Media), cuando la prensa era libre de la judería, pero hoy la prensa y especialmente las grandes cadenas internacionales, son prácticamente de propiedad judía; y es a través de la prensa que ellos adoctrinan a la población con sus mentiras, así mientras el Estado le da el pan al pueblo (el de la peor calidad posible, para abaratar costos), la prensa judaica les da el circo. Pan y circo…así funcionan las cosas, en la idiotizada sociedad moderna. 
Por todos estos motivos, creo que nuestra lucha contra el antifascismo debe ser más fuerte; cada uno de nosotros debe comenzar a romper mitos sobre el Fascismo, mostrar en verdad como somos, que nada tiene que ver con esa mitología colectiva que han forjado los medios de comunicación judaicos. Llegó el momento de que el pueblo despierte, y por eso cada uno, debe apagar la televisión y encender la cabeza. ¡Basta ya de creerles a los imbéciles de la televisión! ¡Basta de creerles a la ONU, la UNASUR y la NASA! ¡Puras mentiras, puras patrañas! Los antifascistas son los esclavos perfectos del Sistema, están alienados, somos como muertos vivientes, que sólo matan y roban, incapaces de pensar por sí mismos. ¡Luchemos contra el flagelo del antifascismo! 
¡VIVA EL SACROSANTO FASCISMO!
¡VIVA LA IGLESIA!
¡VIVA CRISTO REY!
Anuncios

4 comentarios en “¡NO al Antifascismo! ¡Basta de tanta violencia!

  1. Interesante “contradicción” la que usted encontró.
    Decir: “Aquí se respeta la libertad de expresión, censurándose sólo los comentarios blasfemos”; es análogo lógicamente a que yo dijera: “se puede jugar a la rayuela en el parque, excepto los jueves.”
    O sea: se puede tal cosa, EXCEPTO en tales casos.
    En este caso: “se puede decir lo que sea, EXCEPTO blasfemias”.

    Me gusta

  2. Anónimo

    el fasismo es la peor basura a base del miedo y la reprecion donde el ser no es libre sos catolico/a? el catolisismo se basa en la biblia y en jesus como mesias te informo que matar es un pecado mortal de los peores opuesto a la palabra de dios y eso que yo no soy catolico pero el fasista que se dice catolico es una verdadera contradiccion los 'fachos' como vos mataron a miles por pensar diferente jesus queria eso? espero que abras un poquito tu mente y pienses, por que todo tu ideal es una falasia, sin ofender, es una opinion espero tambien que aprendas a escuchar y a ser humilde,la humildad es sabia, con el ideal dogamatico induscutible de un solo ser no se llega a nada no hay una verdad absoluta adioss

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s